INICIO

Un texto bien escrito y depurado de errores ortográficos y gramaticales, siempre será bien recibido y el contenido será más comprensible y mejor evaluado por los lectores.

¿Por qué es necesario que un texto sea revisado por un corrector?

Porque en todo texto existen errores que es necesario descubrir y corregir. Esa es la labor de un corrector. Mediante la lectura íntegra del documento, los correctores se ocupan de subsanar los errores e imperfecciones que haya pasado por alto el autor mientras se ocupaba de escribir el texto.

El corrector detecta y elimina las faltas de ortografía, resuelve los fallos de puntuación, revisa las posibles transposiciones u omisiones de caracteres, así como el uso apropiado y coherente de comillas, mayúsculas, cursivas, abreviaturas y de todos los demás signos ortográficos, además de reparar errores sintácticos puntuales.

¿Para qué corregir un texto?

Una corrección ortotipográfica es imprescindible. Una corrección de estilo siempre es recomendable. El objetivo de la corrección es reducir los errores al mínimo posible, ya que no hay obra humana impoluta o carente de errores.

Un corrector de estilo no cambia la forma de escribir del autor de la obra, es decir, no modifica su estilo de escritura.

 

+56942882808